,

Manchas en la piel

Manchas en la piel

Una de las cosas que más nos molestan a las mujeres son las manchas de la piel, que aunque en forma de pecas pueden resultar graciosas, muchas veces son signo de envejecimiento ...

Una de las cosas que más nos molestan a las mujeres son las manchas de la piel, que aunque en forma de pecas pueden resultar graciosas, muchas veces son signo de envejecimiento de la piel. Pero veamos qué diferencias hay entre unas y otras, cuándo debemos preocuparnos y qué podemos hacer para eliminarlas.

Lo primero es conocer su origen: las manchas de la piel tienen, principalmente dos causas. Pueden ser, por un lado, hormonales, como el llamado “velo del embarazo”, o ser consecuencia directa de la exposición excesiva al sol. Una exposición prolongada a los rayos ultravioletas puede producir alteraciones en las células responsables de la pigmentación de la piel, productoras de la melanina, causando hipopigmentación, en el caso de las manchas blancas, o, por el contrario, hiperpigmentación, en forma de manchas oscuras.

Para evitar la aparición de manchas es fundamental el uso de un protector solar adecuado en las zonas más expuestas, rostro, escote y manos, durante todo el año: olvídate de desterrar el protector solar en cuanto pasa el verano, ya que el sol no entiende de meses y produce los mismos daños en invierno y en verano.

El láser es una buena herramienta para acabar con las manchas producidas por el sol, pero no lo es para las hormonales, ya que tienden a reaparecer. Paraeliminar las manchas hormonales es preferible recurrir a otros tratamientos como los peelings químicos: pregunta a tu dermatólogo, él te dirá la mejor manera de eliminar las manchas en tu caso.

En el caso de los lunares y las pecas, la precaución es importante. Pero… ¿cuándo debemos preocuparnos? Los dermatólogos nos dan la clave: cuando vemos una mancha o un lunar que crece, que duele, pica o sangra, que se pone más oscuro, o que cambia con respecto a los demás. Existe una regla que nos puede ayudar a detectar cuándo hay algún signo de peligro, es la que los médicos llaman la regla ABCD: A, de asimetría, B, de bordes irregulares, C de color, con zonas más oscuras o más claras, y D, de diámetro de más de 7 milímetros. Si tienes dudas,acude al dermatólogo.

Descubre la revista

Lo que más inspira en CharHadas