,

Dermatitis atópica en el bebé

Dermatitis atópica en el bebé

Todo lo que necesitas saber sobre la piel atópica La dermatitis atópica es una enfermedad de la piel crónica e inflamatoria que pica y escuece, y evoluciona por brotes. Afecta a...

Todo lo que necesitas saber sobre la piel atópica

La dermatitis atópica es una enfermedad de la piel crónica e inflamatoria que pica y escuece, y evoluciona por brotes. Afecta a niños a partir de los 3 meses y lo más frecuente es que desaparezca en la adolescencia. Su evolución es paralela a la del sistema inmunitario: a medida que el niño crece y su sistema inmunitario se fortalece, va remitiendo. Además la dermatitis atópica es la enfermedad de la piel más común en bebés y niños, por eso os hemos preparado una guía con las preguntas más comunes, para que no os quede ninguna duda. ¡Va por vosotras, Hadas!

¿A qué edad aparece la dermatitis atópica?
Normalmente comienza antes de los 6 meses y mejora, en un 80% de los casos, antes de la adolescencia.

¿Cómo se reconoce?
La piel de tu bebé está muy seca, hay zonas con rojeces y se descama.

¿Por qué se produce la dermatitis atópica?
Las principales causas son genética (herencia familiar) y factores ambientales. Si uno de los padres es atópico, el riesgo de que el niño lo sea está alrededor del 50%.

¿Es contagiosa?
¡No! Y es muy importante que el niño no se sienta “enfermo” o diferente, y que siga con su vida normal.

¿Hay algo que la empeore?
¡Sí! El contacto de agentes irritantes como la lana, los cambios bruscos de temperatura, etc.

¿Dónde aparece la dermatitis atópica?
En el bebé: sobre las zonas redondeadas: rodillas, frente, barbilla…
En los niños: zona interior de los codos, detrás de las rodillas, en los pies, manos, torso, cuello, etc.
En los adultos: cara, codos y manos.

¿La dermatitis se pasará cuando crezca?
Después de los 7 años desaparece en el 80% de los niños, aunque siempre tendrán una piel con tendencia a la sequedad e irritabilidad. En la adolescencia y durante los períodos de estrés, puede reaparecer.

¿Se debe comunicar a las personas cercanas que el niño tiene dermatitis atópica?
Sí, sobre todo al profesor para que pueda tomar las medidas necesarias como sentar al niño lejos del radiador, o que explique a los otros niños en qué consiste su enfermedad, etc.

¿Un niño con dermatitis atópica puede nadar en la piscina o el mar?
A no ser que el médico diga lo contrario, no hay problema, aunque debes saber que el cloro o sal pueden irritar la piel, por lo que cuando salga del agua es importante aclarar bien la piel, secar sin frotar y aplicar una crema hidratante en todo el cuerpo.

¿Pueden practicar deporte los niños con dermatitis atópica?
Sí, pero para evitar irritaciones conviene que al terminar secar la piel sin frotar y que se ponga ropa limpia y seca.

¿El sol es beneficioso para la dermatitis atópica?
Aunque el sol hace que mejore ligeramente es muy importante proteger al niño (y más aún al bebé) del sol: estar a la sombra, con camiseta, gorra, aplicación de cremas de protección alta, etc., además de seguir las recomendaciones de su dermatólogo.

¿Los niños con dermatitis atópica pueden tener animales de compañía?
En principio sí, pero en ningún caso dormir con ellos, rebozarse por el suelo, tumbarse juntos en el sofá… y si se tiene mascota es importante cuidar muchísimo la higiene en casa. Eso sí: consulta con su médico antes de tomar una decisión y llevar a casa un perrito.

¿Existen alimentos que pueden desencadenar dermatitis atópica?
Sí, hay alimentos que producen reacciones de sensibilidad en los niños: los principales son: leche de vaca, huevos, cacahuetes, harina de trigo, pescados, gambas, kiwi, sésamo...

Descubre la revista

Lo que más inspira en CharHadas