,

Embarazo: rosa mosqueta y tu crema para prevenir las estrías

Embarazo: rosa mosqueta y tu crema para prevenir las estrías

Queridas Hadas: ¿estáis esperando un bebé? ¿Tenéis miedo a la aparición de las antiestéticas estrías? No os preocupéis más: hoy queremos hablaros de un truco que nos aporta el f...

Queridas Hadas: ¿estáis esperando un bebé? ¿Tenéis miedo a la aparición de las antiestéticas estrías? No os preocupéis más: hoy queremos hablaros de un truco que nos aporta el famoso aceite de Rosa Mosqueta, conocidísimo por su poder regenerador, que previene (o mejora) las estrías si ya han aparecido. ¿Queréis saber por qué?

El aceite de Rosa Mosqueta, que se extrae de las semillas de la variedad de rosa moschata, tiene niveles muy altos de ácidos grasos esenciales (ésos que están tan de moda), responsables de su acción de regeneración de la piel, y vitamina C, antioxidante, que mantiene la piel sana y joven. Más allá de las estrías tiene muchas aplicaciones: regenera y nutre la piel, difumina arrugas y cicatrices, previene y corrige el fotoenvejecimiento, ayuda a eliminar manchas solares y de acné, y es perfecto para evitar irritaciones en las pieles sensibles.

Durante el embarazo la piel de varias zonas del cuerpo, especialmente el abdomen, la cintura y el pecho, se estira hasta incluso más de diez veces su estado normal, y la consecuencia directa es la aparición de las estrías. Sin embargo podemos hacer algo para evitarlas: seguro que ya te han recomendado una crema antiestrías (las hay buenísimas), o que te des masajes con aceite de Rosa Mosqueta en vientre, caderas, pecho y parte superior de los muslos. Lo ideal es hacerlo dos veces al día desde el principio del embarazo, y continuar tras el parto hasta la total recuperación.

Pero si quieres nutrir al máximo tu piel y prevenir la aparición de las estrías, toma nota de este truco: no tienes que elegir entre la crema antiestrías y el aceite de Rosa Mosqueta ni alternarlos, ¡mézclalos! Añadiendo unas gotas de este maravilloso aceite a la crema antiestrías habitual se consigue mayor efecto nutritivo y una regeneración de la piel que previene más eficazmente la aparición de las estrías o las atenúa si ya han aparecido.

Descubre la revista

Lo que más inspira en CharHadas