,

¿Y qué hago ahora?

¿Y qué hago ahora?

¿Y ahora que hago? 1. Establecer una rutina antes de acostarse: Los niños necesitan seguridad y eso, entre otras formas, se logra mediante rutinas. Señalad en momento de bañars...

¿Y ahora que hago?

1. Establecer una rutina antes de acostarse: Los niños necesitan seguridad y eso, entre otras formas, se logra mediante rutinas. Señalad en momento de bañarse, dejar de jugar, cenar … y por supuesto acostarse. Se trata de hacer un ritual del sueño que el niño acabe asumiendo y desempeñando como normal y satisfactorio. Lo más recomendable es que se acuesten entre las 20:00 y las 21:00 horas en invierno y 21:00 0 21:30 en verano, ya que se ha demostrado que el sueño aparece con mayor facilidad en esta franja. El ritual de sueño debe de dar comienzo antes utilizando señales que lo hagan patente.
2. Debemos de establecer una serie de pasos que le conduzcan a la cama: la intensidad y dinamismo de las actividades y juegos deben de ir decreciendo a lo largo de la tarde, así que nada de juegos de almohadas., evitaremos video juegos y televisión antes de ir a dormir, después de la cena deberán lavarse los dientes, sólo quedara un poco para irse a dormir…La rutina de acostarse debe de proporcionar una sensación de seguridad cálida y de un final del día agradable.
3. Unos 15 o 20 minutos antes de acostarse, antes del abrazo y beso de buenas noches, es recomendable que establezcáis un tiempo de intimidad y tranquilidad con vuestro hijo. Puede darse fuera del dormitorio, tal vez en el salón, en el sofá. Durante este tiempo se puede hablar de sus cosas, de los amigos, del colegio, o simplemente contarle un cuento y después a la cama…si quiere otro cuento se le dirá que no que mañana se le contara otro cuento.
4. Por ultimo, darle las buenas noches y apagad la luz. Recordad que debéis iros antes de que se duerma, porque queremos evitar malos hábitos, como el que dependan de vuestra presencia para dormir.

Más información sobre el sueño de tus hijos:
1. ¿Qué ocurre cuando los niños no duermen lo suficiente?
2. Señales de problemas con el sueño de tu hijo
3. ¿Se puede aprender a dormir?
4. ¿Y ahora qué hago?
5. Hacer frente al hábito de levantarse continuamente.
6. Actividades para relajar a tu hijo antes de dormir.

Descubre la revista

Lo que más inspira en CharHadas