,

Hotel Aldea Roqueta Castellón; un placer para los cinco sentidos

Hotel Aldea Roqueta Castellón; un placer para los cinco sentidos

Se trata de un hotel rural ubicado en el municipio de Culla, Castellón, con muchísimo encanto donde niños y mayores podrán disfrutar de sus instalaciones pero sobretodo de las a...

Se trata de un hotel rural ubicado en el municipio de Culla, Castellón, con muchísimo encanto donde niños y mayores podrán disfrutar de sus instalaciones pero sobretodo de las actividades que se pueden realizar por los alrededores. Es un hotel en forma de aldea, una aldea en la que vivían agricultores, ganaderos, amas de casa y niños que iban todas las mañanas a la escuela. Cuando la descubrieron, quisieron volver a darle vida en forma de hotel rural, para compartirla con mucha gente. Ese deseo se ha cumplido y ahora vuelve a estar habitada y por sus chimeneas suben mezclados el humo y los aromas de los guisos de Carsten.

Las habitaciones son de uso doble, con posibilidad de poner camas supletorias. No obstante, si los niños son mayores de 9 años, a veces los padres prefieren coger dos habitaciones (una al lado de la otra). Como el hotel es en forma de pueblo, esto gusta mucho a las familias.
Para el entretenimiento de los más peques, el hotel cuenta con dos zonas comunes: la biblioteca, con una colección de cuentos infantiles, donde las familias pueden estar con sus niños, y el Casinet, con billar y juegos de mesa.
Existe menú infantil y servicio de canguro para que os padres puedan cenar tranquilos mientras sus hijos ven dibujos animados o montan alguna actividad lucrativa.
Pero aparte de un disfrute completo en el hotel, la zona cuenta con una gran variedad de excursiones y cosas que ver como el Bosque de robles centenarios, las cuevas con pinturas rupestres, fuentes, molinos de agua hoy en día en funcionamiento. Además podrás coger una de sus bicicletas para dar un paseo por los alrededores, te pueden organizar una excursión para hacer senderismo o algún deporte de aventura por el maestrazgo, rutas gastronómicas, culturales….También disponen de una charca o piscina natural. En realidad es parecida a una poza en medio de la montaña con preciosas vistas al valle y su depuradora es ecológica (a base de sales marinas en vez de cloro). A su lado hay un jacuzzi natural. De noche está iluminado y en los días cálidos del verano es muy agradable un último baño antes de ir a dormir.
Recientemente, también han puesto un observatorio astronómico que, si el tiempo acompaña, lo abren los fines de semana.
Es un hotel encantador, donde los niños no se aburrirán ni un solo momento y los padres descansarán y disfrutarán de un plan de lo más familiar.



www.aldearoqueta.com

Descubre la revista

Lo que más inspira en CharHadas